Guillermo Alberto

Hoy 13 de Diciembre decidimos que tu nombre es Guillermo Alberto (el Guille). Tu tía Victoria está de visita en la casa y hoy estaba de compras. Tu mami llegó con un pocotón de ropa que te vamos a poner cuando nazcas y me preguntó “¿qué te parece Alberto?”. En wikipedia dice que Alberto es: “el que brilla por su nobleza” o “nobleza brillante”.  Entonces eres Guillermo Alberto “Aquel con voluntad de proteger” de “nobleza brillante”.

Es de tarde y escuchamos el Opening del disco Glassworks de Philip Glass.

Bienvenido seas.

Aniversario de papel: New York

En el Rockefeller Plaza

Le quería regalar un aniversario inolvidable que realmente representara los cambios que hemos tenido y como hemos crecido personalmente y como pareja, pero los días pasaban y no tenía una buena idea.

La idea empezó con planear un día especial: ir al teatro y luego a comer y quizás dormir en un hotel para cambiar de parajes pero esta ocasión merecía algo más.  Nuestra vida comenzó a cambiar desde que nos enteramos que viene nuestro nuevo miembro de la familia así que esta era la oportunidad de hacer algo que fuese solo para nosotros, sin mas nadie que nosotros.

La ida New York tenía tiempo dando vueltas en nuestras cabezas pero lo que desencadenó el tren de pensamientos para ir a New York es que las entradas que quería comprar para nuestro aniversario en Miami se agotaron. No hay mal que por bien no venga.

Lo tomé como una ayuda del destino para tomar una decisión mas grande y me lancé a hacerle un viaje sorpresa a mi esposa como si fuese mi novia para llevarla a una obra de teatro de Broadway. Definitivamente fue para mejor.

Gracias a que Flavio creó Itinerium me pude asesorar en poco tiempo de cual era la mejor forma de hacer que el viaje fuese lo mas valioso posible, lo que logramos con creces.

El plan: llevar a Mary de sorpresa a NY para pasar el fin de semana.

La reservación del pasaje y el hotel la hice la misma semana y me encargué de decirle que le tenía una sorpresa y con la idea de que no supiera ni que nos montaríamos en un avión y hasta casi el último momento funcionó.

Al salir de la casa ya sabía que volaríamos en avión pero no el destino y fue hasta que estábamos a punto de llegar a la puerta  de embarque que le dije y saltó de emoción.

El viaje

Buen vuelo, llegamos mas rápido del pronóstico y la noche estaba clara. New York nos recibía en todo su apojeo con olor a cigarro y con una cola inmensa de taxi para ir a la ciudad. El taxi se puede pagar con tarjeta y el conductor iba como si lo estuviese persiguiendo la mafia. Casi llegando al hotel vi a Javier Bardem cruzando la calle con alguien. Vaya recepción.

Llegamos al Pennsylvania Hotel que queda al lado del Madison Square Garden. Un hotel con historia, que a nosotros nos encantó. Ascensores viejos con televisión, puertas viejas de hierro, el cuarto minúsculo con lo importante: cama y una buena regadera con agua caliente.

Salimos a conocer esa misma noche al times square, es la representación del futuro de los 70s: anuncios inmensos con miles de luces y mas de dos cuadras llenas de turistas.

Al día siguiente compramos los tickets para el fantasma de la opera. Si vas temprano al times square puedes comprar los tickets hasta 50% mas baratos en TKTS que es parte de una iniciativa del Theater Development Fund.

Subimos a Central Park, vimos mil calles y cosas pero sobre todo respiramos el aire a ciudad que nos hacía falta. Frente al hotel Plaza nos comimos un sandwich de falafel y corrimos a ver al Fantasma, por recomendación de Pedro S. Por eso Broadway tiene la fama que tiene.

Dimos mas vueltas hasta que nos encontramos con P. y Arthur para ir a cenar y luego a un bar a tomarnos algo. Siempre reconforta encontrarnos con amigos y disfrutar de la conversación.

El domingo corrí mis primeras 15.57 millas y en NY. Una corrida excelente por la mezcla del frío, el nuevo ambiente y la emoción de estar en la cede de la carrera en la que espero poder participar el año que viene. Casi no sudé.

Desayunamos deliciosamente cerca del Top of the Rock y luego de ver NY desde arriba y probarnos unos dulces nos fuimos a Chinatown a seguir comiendo unos soup dumplings de cerdo, pato y vegetales para alucinar.

Ya al final paseamos la tarde con P. por the village y the high line para cerrar con otra cena antes de volver al hotel y luego a Miami.

Resumen: valió la pena perder una reservación para tener un viaje inolvidable.

Queen – Bohemian Rhapsody

Queen – Bohemian Rhapsody

Me parece uno de los clásicos del rock y de la música en resumen por que te hace tener un viaje de sensaciones en 5 minutos en una historia trágica con altos y bajos que se sienten a través de cada parte de la canción.

Una cosa curiosa que encontré es que en los conciertos, la parte del coro era la grabación del disco y no una interpretación diferente. Por que será?

Aquí los videos.

Una versión en piano que me pareció muy interesante.

Tarde naranja

Cuando la luz es naranja, que el azul se ve naranja, las siluetas son marrones y los amarillos son rayos de luz. Esa tarde que es cálida y que trae brisas frescas de aveces. Que trae perfume a corteza de árbol y olor a cují de grama verde y de tierra un poco seca. Esa tarde que se trae consigo mas horas de las que marca el reloj y que se hace mas recuerdo a medida que pasa.

Ahí las caras son de ti y de el y de ella, eras un tu con o no me acuerdo si fue esa vez o la otra tarde que estuvimos en casa haciendo la tarea. El sudor hule a vida y se esparce en el tiempo de la casi niñez a la siempre adultez del calendario, que hace que esa luz mezcle con lluvia la manguera en el jardín, el correr detrás del autobús, los pinos silenciosos de viento en la montaña, un beso salado y seco, una tertulia de la existencia frente a dos tazas de café sin nada, una foto de un ojo, un entrelazarse de cuerpos al universo y el helado de uva en la acera con barro hasta las rodillas.

El piso cambia de cemento a madera a granito y a tierra y de grama a la arena. Las edades son la misma por que ese niño dentro de nosotros que se ríe a escondidas de las cosquillas de las nubes siempre nos acompaña. Una nube color naranja abajo y blanca y limpia como los sueños arriba.

Desde temprano

Sábado y me levanté a las 6:00h.

Ayer ya había puesto las vitaminas y los macrobioticos-cosobioticos-probioticos, el limón, el exprimidor y el cuchillo. El agua de coco con chía y el hielo dentro del termo nuevo.
Interiores, short, camisa y las medias y zapatos afuera para no hacer ruido. Mary duerme.

Chara se despereza, ya calenté el agua sin hacer tanto ruido y el día empieza a desperezarse también. Limón caliente con las pastillas siempre regaña, pero le he visto el queso a la tostada, me he sentido mejor cuando lo hago que cuando no.

Los ojos entrecerrados, 6:07h. Creo que mejor paseo a Chara antes de salir para que Mary pueda dormir un poco mas. El/la pasajero/a le está consumiendo bastante energía y prefiero que descanse. La bajo, hace y vuelve pa arriba.

Seisicuarto. Ya tengo que salir que hoy son 13 millas. Playlist, itinerario y app prendidas y a salir. Hoy la correa estaba al reves, pero son los pequeños detalles que nos hacen cambiar.

Me desperté leyendo el escrito de mi hermanei y tenía que llamarlo. Así empezaba mi sábado.

Por qué me cuesta tanto escribir

Para el fla!

Estoy sentado esperando para entrar con la cita con la doc. Vengo pensando en qué escribir desde que Fla me sugirió esta tarea y todavía no tengo nada.

Supongo que lo primero es miedo. Creo que es la raiz de la mayor parte de las cosas que uno no hace y lo que nos paraliza de hacer nuestros sueños pero ¿miedo a que?

Diría que es el miedo a fallar, a ser aburrido a que sobre todas las cosas sea juzgado, pero como dice el dicho “cada ladrón juzga por su condición”.

Si, tengo el vicio de juzgar pero también he tenido vicios antes y los he aprendido a amar y a convivir con ellos e incluso algunos me han hecho mas fuerte y comprensivo ante las situaciones de otros.

Supongo que el miedo a no ser relevante, es decir que mi ego no sea satisfecho, es algo que va de la mano. A veces es dificil para mi saber si le tengo mas miedo a fallar o a ser exitoso. Si eres exitoso en algo eres mas juzgado, o así lo ve mi huesped.

Creo que todos tenemos un huesped con el que tenemos que vivir, ese que nos dice que lo vamos a hacer mal, que vamos a fallar, que hace que nos importe el ridículo, el que nos paraliza cuando queremos hacer un cambio grande y el que realmente está haciendo que crezcamos realmente. Cuando superamos los miedos que nos genera ese huesped la satisfacción es grande. El primer beso, el primer salto en el trampolín mas alto de la piscina, la primera montaña rusa, la primera montada en bicicleta sin rueditas solo, el primer paseo en carro solo, la primera entrega de un trabajo, el primer monólogo frente a un teatro, el primer hijo.

He aprendido a amar a ese huesped a la vez que me he aprendido a amar y darme cuenta que el ridículo y lo cursi, lo violento y lo intenso, el horror y el drama y todos los escenarios que pasan en todos los momentos de la vida son parte de mi y parte de lo que me ha hecho quien soy.

No me cuesta, TENGO que escribir por que es parte de mi vida y es uno de los miedos que son parte de mi vida que me hacen crecer. Ahora no tengo otra opción, por que las letras me liberarán! muajajajaja.

Gracias.

 

Yo tambien tengo un blog!